Nosotros

Gays Africains Emigration

Es una asociación de Derechos Humanos cuyo objetivo fundamental es denunciar ante el mundo nuestras vivencias como Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales (LGTBI) en África.

En nuestra opiniónm las personas LGTBI son las personas que más sufren discriminación en el mundo. Somos víctimas de un triple ODIO: LGTBI Fobia, Racismo y Xenofobia.

Descúbrenos día y noche, nuestra historia será tu historia. Juntos vamos a formar una familia.

¿Por qué luchamos en España y no en África?

Es la pregunta que muchas personas nos hacen. Las personas LGTBI no tenemos el valor para defender nuestros derechos en nuestros países de origen; somos víctimas de maltrato, discriminación, persecuciones, rechazo familiar y social, pena de cárcel e incluso, en algunos países, la pena de muerte.

Lo más fácil: todos podemos equivocarnos o perdernos en un camino que no sabemos dónde nos lleva.

El peor obstáculo: el miedo nos acompaña toda nuestra vida, cada vez pensamos lo que somos y en lo que podemos sufrir, aunque nos sentimos libres y seguros en donde estemos. No llegamos a disfrutar nuestra vida como personas humanas por motivos religiosos, culturas y tradiciones.

El peor error: Ceder. Toda nuestra vida hemos dejado como personas sin voz ni fuerza a defenderse. Hoy queremos encender una luz para poder expresar nuestra vivencia, que el mundo entero sepa lo que vivimos para poder encontrar una solución juntos.

La raíz de todos los males: Egoísmo. Nos hace sufrir. A muchas personas nos han maltratado física y mentalmente sin darnos cuenta, con buenas palabras. Nuestra base es hoy la comunicación, poder expresar aunque con miedo.

El mejor misterio: La muerte. A veces llega el momento que no tenemos más miedo a la muerte, a enfrentar un camino sin destino. Arriesgar nuestra vida por un mejor refugio. Podemos morir en el mar, las barreras y en los centros temporales de internamiento para inmigrantes "cárceles", donde nadie busca el motivo que te ha llevado hasta allí. Nuestra vida es día a día.

La persona más peligrosa: El mentiroso. Las mentiras nos llevan a la explotación sexual, el abuso sexual y la prostitución forzosa. Muchas veces llegan personas a nuestro camino para prometernos cosas que nunca cumplen, para hacernos daño y para hacernos sufrir más.

El sentimiento más perjudicial: El deseo. Es nuestro sueño los días pensar en vivir bien, libre, realizarte personal y profesionalmente y pensar ser necesario e importante para los demás y para el mundo.

Lo que nos hace feliz: Ser útiles a los demás. Cada uno de nosotros tiene un punto positivo para ofrecer a los demás, una sonrisa al que está triste, compartir entre todos como una sola familia. Hoy, las personas que hemos llegado hasta aquí, queremos ofrecer nuestro tiempo y poder compartir la vivencia de las personas LGTBI que siguen en África y que no tienen fuerza o la oportunidad para llegar, los que no pueden luchar y los que mueren en el camino, si nos das esta oportunidad.

El regalo más grande: El Perdón. Queremos llegar a personar a todas las personas que nos han hecho daño y olvidar nuestras malas vivencias y pensar en llegar a la igualdad, si el mundo nos ofrece respeto.

El sentimiento más fuerte: La paz interior. De nuestra parte no buscamos hacer daño a nadie ni queremos que nuestra vida moleste a nadie. Lo único que queremos es ser coherentes con nuestra vida, personalidad y sentimientos, y darnos la oportunidad de ser felices. Nadie elige su sexualidad ni su raza ni su continente.

La mejor satisfacción: La realización personal. Cada uno quiere realizar sueños, matrimonio igualitario, la libertad personal, tener una familia, un hogar, etc.

La fuerza más poderosa: La fe. Hemos tenido siempre la fe de llegar a un sitio donde las personas te respeten como una persona digna, aunque hay obstáculos en el camino y nunca pensamos en ellos y nunca olvidamos de dónde venimos. Siempre guardamos el recuerdo de nuestro origen.

La persona más necesaria: Las personas que nos defienden. Son aquellas que nos apoyan y nos aceptan tal cual como somos. Nada les impide compartir con nosotros una sonrisa.